9 de abril de 2013

El Chopping


Ya que la economía española, parece que zozobra, hablar de compras en el otro lado del mundo es como hurgar en la llaga, pero como veo que tengo un poco abandonados a los tecnófilos, pues esta va para ellos, ellas, y vosotros.

La gran mayoría de las personas, cuándo piensa en China, piensa en Asia, y eso es como pensar que los alemanes, son como los españoles, y ya me dirás en que se parecen la "Merkel" a nuestro presi, o las salchichas y la cerveza, al jamón y al vino. Bueno, este error lleva a pensar dos cosas básicas, que son completamente opuestas, que aman la naturaleza y están en comunión con ella, y que todos tienen unos "cachibaches electrolíticos" dignos del inspector gadget. De ese tipo de cosas solo he visto dos, que me llamaron la atención, una era una batería portátil, del tamaño de un encendedor Zipo, para cargar el móvil y la otra, una chica con un reloj con un altavoz integrado y que lo usaba para hablar. Aquello nunca lo comprendí, que diferencia tiene hablar con un reloj de pulsera, que con un teléfono en la oreja? Quizás el color del móvil no hacia juego con sus pendientes, o quizás era fan del coche fantástico! Cómo no se me habría ocurrido antes! Lástima no tener foto, porque ver a una china "fashion victim" con la muñeca delante de la boca, como si fuera a darse un mordisco y oír a un chino energúmeno del otro lado chillando, no tiene precio, estuve apunto de cogerle la muñeca y sutilmente decir..... "Kit te Necesito", pero me temo no habría pillado la broma.
Vaya, ya me he dispersado... como "mantequilla sobre demasiado pan". Pues bien, retomando el tema, aquellos que creen que aquí las cámaras de fotos, los tablets, teléfonos etc, son más baratos, se equivocan, es como pensar que nuestras naranjas nos cuestan más baratas a nosotros que a los alemanes, cuándo en realidad allí se van las mejores (que cosa esto de la economía). Que quiero decir con esto? Que las marcas internacionales, cuestan lo mismo aquí que allí, para ahorrarte 100€ en un producto que vale 500€ y perder 1 año de garantía pues en China solo ofrecen un año, personalmente, no vale la pena.

Cuándo la gente viene aquí y compra cosas de imitación, las imitaciones salvo contadas ocasiones es mejor olvidarse de ellas si uno no conoce, pues en menos de un mes lo que compraste no te sirve ni de pisa papeles. Pero no os preocupéis todavía hay luz al final del túnel. Si queréis adquirir tecnología en China, lo mejor es comprar en la página oficial del producto, es el mejor consejo que me han dado y el que os doy. El motivo para ello son dos razones; sabes que no es una imitación, o lo que es peor imitación de una imitación, y encima te sale más barato, pues aquí hay que regatear hasta para pedir un empleo (ya os contaré esto, porque es para desternillarse). Aunque hay un gran pero... si no tienes una tarjeta de débito-crédito China, y un lugar de residencia aquí para que te manden el "cachibache" tampoco puedes comprarlo.
Y os preguntaréis... pero que compro???
Pues marcas que en Europa no existen, que solo unos pocos conocemos, pero que son de la misma calidad que las conocidas, pero con una tercera parte de su precio, en algunas ocasiones. Un ejemplo claro son los móviles Oppo, que aquí los promociona Leonardo Di Caprio, o los Meizu, Vivo, o Xiaomi, marcas que a algunos os sonarán a chino, pero que justo ayer salió el nuevo modelo (que ya he reservado, como mi regalo de cumple) y que es más potente que el flamante buque insignia de Samsung Galaxy S4, y vale 250€ contra los casi 600€ que debe valer el otro. Eso en gama alta, en gama media, puedes tener un señor teléfono que le haría sombra a cualquier Sony, por 150€ libre y sin anclarte a permanencias, que por cierto ayer leí que la operadora naranja amplia su permanencia de tarifas a 24 meses... como para concatenarla a una que tuvieras antes!

 
Sed Buenos.
 
 
Estas fotos las tomé en mi peregrinaje de fin de semana:)







2 comentarios:

  1. Vaya, justo ahora que me he comprado un móvil nuevo me vienes con esto. ¡Yo te maldigo! ;D

    ResponderEliminar